Archivo de la etiqueta: TICTACTEP

Tres premisas para trabajar a distancia

student-on-tech

En estos días de emergencia sanitaria ha salido a relucir la necesidad de diseñar ambientes virtuales de aprendizaje, ¡muy fácil! ¿no? De un plumazo la Secretaría de Educación Pública giró la instrucción de trabajar a distancia todas las actividades escolares, sin importar el nivel de competencia digital de los docentes, ni los recursos con que cuentan, tanto ellos como los estudiantes. Es un hecho que todas las resistencias hacia el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) resultaron vencidas, poniendo en acción a los profesores mexicanos “como Dios les dio a entender” y dando la bienvenida al futuro de la educación.

Así aparecieron en la escena brillantes estrategias a distancia como: “realiza las actividades de las páginas 194-209 del libro de Matemáticas II, toma fotografías y envía a tu maestro al correo miprofe@tuescuela.com” o “contesta el siguiente cuestionario en tu cuaderno con la información de www.mistareasdepapita.com.mx”. Peor aún, es el caso de la televisión abierta estatal en Nuevo León, que con actividades del tipo: “vamos a ver un vídeo…lo que quiso decir es…, y al final… saquen su guion didáctico y contesten en la libreta que tienen con su maestra”; ignoran a todos los televidentes que se comportan como señores trolls a pesar de su corta edad. En los tres casos, el craso error es la nula interacción y con ello la falta de seguimiento a las actividades de aprendizaje

Con ausencia en acompañamiento, difícilmente imaginamos un ambiente fluido con logros progresivos en el aprendizaje. En definitiva, estamos en un punto de quiebre, que nos ayudará a reflexionar sobre nuestra propia práctica áulica, para avanzar hacia una enseñanza con sentido y “salir de la pedagogía de la burbuja”. Esperamos que después de esto dejen de llegar al salón de clases, profes con su proyector y un Power lleno de letras al puro estilo karaoke y pone a sus alumnos a leer, con la firme intención de trabajar en un ambiente tecnológico, ingenuo sin duda.

En esencia, el Diseño de Ambientes Virtuales de Aprendizaje tiene las mismas características que la planeación de actividades áulicas; pero con la diferencia de que es casi personalizado. En ambos ambientes el punto de partida es conocer los recursos con los que se cuenta y las evidencias de aprendizaje junto a su instrumento de evaluación[1] (vea el enlace para más detalles). En ambos ambientes es indispensable el acompañamiento a manera de realimentación desde el enfoque de la evaluación formativa. En ambos ambientes debe arrancar con una situación problemática del interés de sus estudiantes.

Tenga en cuenta las siguientes premisas…

  • si no hay interacción, usted está en una burbuja…
  • si no hay colaboración, deja a sus alumnos en una burbuja…
  • si no hay evaluación formativa, usted es la burbuja. Por cierto, le recordamos que impide el aprendizaje de los alumnos.

¿Cómo diseñar un ambiente virtual de aprendizaje?

Piense en cómo favorecerá la reciprocidad, ya sea en tiempo real o con desfase. La interacción es una característica imprescindible en la educación a distancia, asegúrese que todos sus estudiantes tienen posibilidades de comunicarse directamente a través de las plataformas digitales.

 

 

El aprendizaje a distancia se favorece implementando actividades en equipo con la oportunidad de compartir pantallas para colaborar en tiempo real. La colaboración permite aprender entre pares; es función del profesor organizarlos para que se favorezca la interdependencia positiva y la coevalución; con ella la responsabilidad grupal. La pantalla compartida es un buen análogo del “cara a cara” de la interacción en el aula, así que intégrese en los equipos para apoyar en todo momento el logro de los aprendizajes.

El seguimiento en pantalla a través de los chats, facilitan la evaluación formativa, así que le sugerimos gestionar un aula virtual en la que pueda publicar las actividades e instrumentos interactivos (nada de imprima en casa y le reviso cuando regresemos); en ellos se aportan elementos para efectuar la coevaluación y la autoevaluación de las evidencias utilizando herramientas estadísticas en línea. También se pueden utilizar las aplicaciones para exámenes que mencionamos con anticipación.

Todas las aplicaciones sugeridas son gratuitas y altamente intuitivas, además pueden ser utilizadas en dispositivos móviles y en computadoras personales a través de una misma cuenta de usuario, con guardado automático en la nube.

Le recomendamos iniciar su trabajo mediante una cuenta de Gmail, que a su vez le proporciona acceso a GoogleDrive y a Google Classroom. De ahí en adelante todo es cuestión de su creatividad para alcanzar los aprendizajes esperados mediados por TIC.

Aquí le mostramos un ejemplo de nuestro trabajo: https://edmo.do/j/av8f54

[1] https://vlablah.wordpress.com/2017/11/17/la-gestion-de-ambientes-de-aprendizaje-un-enfoque-transformacional-desde-los-contextos-del-estudiante/