Archivo de la etiqueta: Instrumentos de indagación

¿Y cuál problema atiendo desde la enseñanza de las ciencias? La importancia de la evaluación diagnóstica para la elaboración del DR de la LES.

Cómo detectar una problemática en el aprendizaje de las ciencias.

Año tras año, los estudiantes de Licenciatura en Educación Secundaria (LES), se enfrentan al que según ellos es el “gran reto” de su carrera; la elaboración del Documento Recepcional. Sin embargo no es considerado el fin último de la LES, sino un ensayo de carácter analítico y explicativo[1] que favorece la reflexión y la argumentación. El verdadero reto es atender de forma comprometida a los adolescentes de secundaria, pensar y repensar en el diseño de las mejores estrategias para lograr el aprendizaje de los alumnos y evaluar con enfoque formativo; luego plasmar todo por escrito. En concreto el proceso se puede reducir al ciclo intención-acción-reflexión, cuyo inicio se da en la identificación del problema educativo.

Análogamente un problema puede entenderse como la bifurcación de un camino, en el que la toma de decisiones debe estar acompañada de una buena cantidad de intencionalidad. En el rubro educativo mexicano, los problemas en el plano intelectivo se acotan a la falta de comprensión de textos escritos y el pobre nivel en las habilidades lógico matemáticas. Sin embargo, si ampliamos el abanico de posibilidades encontramos deficiencias en los ámbitos axiológicos, emocionales, afectivos y de interacción. La enseñanza de las ciencias también exhibe ciertas debilidades[2], por ejemplo las creencias en fenómenos sobrenaturales o mitos religiosos debido a la falta de actitud escéptica informada y débil pensamiento crítico.

Para efectos de operatividad, nos centraremos en las posibles debilidades en el ámbito escolar, relacionadas con la normatividad para la enseñanza de las ciencias en nuestro país. El programa de asignatura establece un mismo enfoque para el manejo de las ciencias durante los tres años de escolaridad secundaria y responde a preguntas como, ¿qué nos distingue de las otras áreas del conocimiento?, ¿cómo debemos abordar la enseñanza de las ciencias en el aula? El Programa establece que los adolescentes deben ampliar gradualmente sus habilidades para representar e interpretar los fenómenos y procesos naturales[3]. En dos palabras es vivencial y fenomenológico. Los alumnos, ¿estarán acostumbrados a trabajar de esa manera?; puede ser un buen inicio, evaluar tu propia práctica docente y alinearse a las condiciones normativas.

Si vamos a evaluar algo al inicio de la atención al adolescente, que sea el grado de alcance de los propósitos para el estudio de las ciencias en educación básica. Evita centrar la evaluación diagnóstica en el manejo de contenidos, recuerda que no es lo que se espera, sino la comprensión de los procesos y fenómenos biológicos, físicos y químicos. La detección del problema tiene como base el cotejo de la realidad en la escuela secundaria con el cumplimiento de los propósitos de las ciencias en la escuela secundaria y con el alcance de las habilidades, actitudes y valores de la formación científica básica. En concreto revisa las páginas 13, 14, 21 y 22 del Programa de la asignatura para centrar tu atención en la identificación del logro de los propósitos y el enfoque. Otra recomendación es utilizar los estándares curriculares para plantear preguntas y elaborar otros instrumentos.

Es importante señalar la importancia de la triangulación de resultados de distintos instrumentos de indagación para la identificación de la problemática que atenderán, así que encuentra el problema que coincida entre los materiales elaborados (mínimo tres). El diseño de la recogida de datos es de gran relevancia para un proceso intencionado, así que piensa muy bien en qué tipo de información necesitas. La base de todos los instrumentos es la pregunta, así que en principio debes desarrollar la habilidad para cuestionar todo (sugerencia para descargar: https://www.criticalthinking.org/resources/PDF/SP-AskingQuestions.pdf)

Si la respuesta que esperas…

  • es dicotómica (sí o no), la mejor herramienta es la lista de cotejo, por ejemplo al revisar los tipos de actividades en un cuaderno de trabajo de algún alumno, ¿elabora mapas conceptuales?, ¿maneja diagramas heurísticos? También es ideal para evaluar un proceso algorítmico. Es un instrumento potente para la evaluación y análisis del desempeño[4].
  • es una opinión cerrada del tipo “totalmente de acuerdo/desacuerdo”, puedes utilizar una escala estimativa o una encuesta. Para elaborar la escala debes considerar la opinión neutral (al centro), así que selecciona una escala con un número impar de opciones. Ideal para identificar los gustos y/o necesidades de los estudiantes. La encuesta se basa en un cuestionario, que puede medir la magnitud de un fenómeno social o su relación con otros[5]. Aquí un ejemplo

http://www2.sepdf.gob.mx/equidad/comunidad_escolar/directivos/planeacion/curriculum/cuestionario.pdf

  • es de opinión abierta, entrevista a los alumnos con base en un cuestionario es lo más pertinente. Considera la opción de videograbar grupos de cinco a seis alumnos para un análisis más cercano a la realidad. También es recomendable entrevistar a los profesores de la escuela y/o al tutor.
  • es un indicador del proceso de interacción en el aula se puede obtener mediante el diseño de una guía de observación basada en los estándares curriculares dirigidos a las aplicaciones del conocimiento científico y la tecnología, las habilidades asociadas a la ciencia y las actitudes asociadas a la ciencia. Revisa las páginas 18 y 19 del Programa.
  • es una especificación o una definición operacional, una prueba escrita de opción múltiple es muy recomendable. El diseño del instrumento debe ser muy cuidadoso y cumplir con las condiciones de confiabilidad, equidad, pertinencia y objetividad[6]. Cada reactivo debe tener claridad, validez y ponderación de acuerdo con los niveles taxonómicos.
  • es un nivel de desempeño deberás diseñar una rúbrica, considerando una escala valoral descriptiva, numérica o alfabética, relacionada con el nivel de logro. Se recomienda para procesos de desarrollo de competencias y puede contemplar un espacio para realizar observaciones o sugerencias.

En el último año de formación inicial docente, se les encomienda la responsabilidad de realizar su práctica docente en contextos reales por medio ciclo escolar, distribuido en varios periodos. Es impensable reflexionar sobre la práctica sin práctica, ¿no lo creen? Entendamos como punto de partida que somos estudiantes y nuestro proceso es un tanto diferente al del profesor titular, así que debemos olvidar compararnos con ellos. Mejor aprovechemos el tiempo en apropiarnos de aquellas buenas prácticas que se relacionen directamente con el trabajo profesional de calidad.

Conocer las necesidades de los alumnos mediante el diseño e implementación de instrumentos de indagación como: listas de cotejo, escalas estimativas, rúbricas, pruebas escritas (abiertas, cerradas, mixtas), cuestionarios, guion de observación, entrevistas (individuales o grupos focales) con base en las características del Plan de Estudios 2011 y el Programa de la asignatura que cubre tu especialidad, permite centrar tu atención en la atención a los alumnos con respecto a las condiciones plasmadas en los documentos normativos. Una alternativa es utilizar instrumentos ya diseñados, con la premisa de que son inmutables. los tipos de aprendizaje[7] presentes entre los alumnos atendidos.

No pierdas de vista ser consciente y estratégico en el diseño de la propuesta didáctica

                   

                ¡gestiona un ambiente de aprendizaje en el aula[8]!

para saber más

Campoy, T. y Gomes, E. (2009). Técnicas e instrumentos cualitativos de recogida de datos. Disponible en: http://www2.unifap.br/gtea/wp-content/uploads/2011/10/T_cnicas-e-instrumentos-cualitativos-de-recogida-de-datos1.pdf

Pérez, F. (2005). La entrevista como técnica de investigación social. Fundamentos teóricos, técnicos y metodológicos Disponible en:

http://www2.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-74802005000100010

.

[1][1] Secretaría de Educación Pública [SEP]. (2002). Orientaciones académicas para la elaboración del documento Recepcional. Disponible en http://www.cbeneq.edu.mx/Secretaria%20Academica/doc_recep.pdf

[2] SEP (2011).Las Ciencias Naturales en Educación Básica: formación de la ciudadanía para el siglo XXI. Disponible en: http://www2.sepdf.gob.mx/proesa/archivos/biblioteca_linea/las%20_ciencias_naturales_educacion_basica.pdf

[3] SEP (2011). Programas de estudio 2011. Guía para el maestro. Educación Básica. Secundaria. Ciencias. Disponible en: http://basica.sep.gob.mx/reformaintegral/sitio/pdf/secundaria/plan/CienciasSec11.pdf

[4] SEP (2013). La evaluación en la escuela. Disponible en: http://www2.sepdf.gob.mx/formacion_continua/antologias/archivos-2014/SEP220021.pdf

[5] Fernández, L (2007). ¿Cómo se elabora un cuestionario? Disponible en: http://www.ub.edu/ice/recerca/pdf/ficha8-cast.pdf

[6] Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior [CENEVAL]. (2013). Lineamientos para la construcción de reactivos de opción múltiple. Disponible en http://es.slideshare.net/VladimirMartinez9/ceneval-52319657

[7] Bahamón, M., Vianchá, M., Alarcón, L., Bahórquez, C. (2012). Estilos y estrategias de aprendizaje: una revisión empírica y conceptual de los últimos diez años de pensamiento psicológico. Disponible en http://www.redalyc.org/pdf/801/80124028009.pdf

[8] Maciel, C. (2003). La investigación-acción como estrategia de aprendizaje en la formación inicial del profesorado. Disponible en http://www.rieoei.org/rie33a05.htm

Anuncios